La pantera rosa y el monstruo de las galletas

Y después de Navidad… ¿Qué hacemos con tantos juguetes?

Por fin ha llegado Papá Noel y los Reyes han llenado de ilusión y juguetes a los niños y niñas de casa. Los padres, abuelos, tíos… todos han participado en la cantidad de juguetes que han recibido nuestros hijos. El número de juegos se acumula. ¿Qué hacemos con ellos? Te mostraremos algunas posibilidades.

Año tras año, los juguetes de nuestros hijos se incrementan en número. En cambio, el tamaño de nuestra casa es inversamente proporcional al espacio que ocupan. Ahora, después de las fiestas de Navidad, es buen momento para plantearse cómo organizar todo este montón de ‘trastos’. Ups, juguetes, queríamos decir.

Aquí van algunos consejos e ideas. Con dos pasos tendréis la faena hecha. Tomároslo como un juego. Porqué… jugar mola.

Primer paso: escoger los juguetes

primer paso: escoger los juguetes

En primer lugar se necesita:

  1. Tener ganas de ordenar un rato.
  2. Encontrar un sábado o domingo libre. También puede ser una tarde o mañana durante la semana, ¿eh?
  3. Y arremangarse; puede que tengas que batallar con polvo, mucho polvo.

Sí, ya sabemos que da un poco de pereza. Pero, padres y madres: u os ponéis o los juguetes acabarán invadiendo vuestro hogar. Podéis invitar a vuestros hijos que os ayuden. Al fin y al cabo, los juguetes son suyos. Y así pueden empezar a tomar decisiones vitales. 😉

Cuando ya tengamos ganas y tiempo –os recomendamos que ambas circunstancias se den a la vez- los padres y madres deberemos proceder a escoger aquellos juguetes y juegos de nuestros hijos que ya no usen, por diferentes motivos:

– Están rotos o no funcionan. Por ejemplo, una muñeca a quien le falte alguna extremidad (no es discriminación, tranquilos).

– Son muy infantiles para ellos. Como los juegos de primeras edades.

– No les gusta jugar con ellos.

– No los han estrenado –que también puede ser, pasa en todas las buenas familias.

Escogidas las piezas, organizamos los juguetes en función si tienen vida útil o no. Ordenamos cada grupo en una caja y… ¡Felicidades! Ya tienes media tarea hecha. A por el segundo y definitivo paso.

Segundo paso: regalar, donar o tirar

qué hacer con tantos juguetes

En este punto, antes de realizar ningún paso en falso, da una última oportunidad a los juguetes. Llama a tu hijo o hija y pregúntale si quiere quedarse con uno y solo 1 juguete. Todos, de pequeños, hemos tenido un juguete predilecto, así que podemos salvar alguno. O sea, uno. 😉

A partir de aquí, nos centremos en 3 verbos: regalar, donar y lanzar. Y este es el procedimiento práctico: coge un juguete y sin parpadear, ponlo en uno de los 3 grupos.

TIRAR: Los que sean inservibles porqué estén rotos o no funcionen y no se puedan o valga la pena arreglar.

REGALAR: Los que funcionen y se vean suficientemente nuevos se pueden regalar a sobrinos o amigos que los puedan reutilizar. Recuerda que el juguete sea adecuado a su edad (te recomendamos leer los posts Regalos para niños de 0 a 5 años y Regalos para niños de 6 a 12 años)

DONAR: También puedes donar los juguetes en buen estado. Por ejemplo, al proyecto de Cruz Roja de recogida de juguetes o en organizaciones como Cáritas u otras entidades sin ánimo de lucro. Niños sin recursos podrán disfrutar de ellos en su próxima fiesta de cumpleaños, por ejemplo.

Por otro lado, es posible que la guardería de tu pueblo o del barrio tenga necesidad de nuevos juguetes. Así que aprovecha este momento para comentarles que tienes estoc de juguetes en casa. 😉

Y ahora, después de esta organización vital… ¿Verdad que te sientes el padre o la madre más feliz del mundo por haberte sacado este peso de encima? 🙂

Si tus hijos ya no disfrutan de algunos juguetes, ¿por qué tenerlos ocupando un lugar en casa? Dales nuevas oportunidades en otros hogares. Porqué… jugar mola en todas las casas.

Agusti Mestre

Agusti Mestre

Especialistas en juguetes desde 1921

Comentarios

Si te ha gustado este artículo te gustará: