slime el moco de moda

SLIME, el fenómeno en forma de moco

SLIME: una masa elástica que parece un moco. ¿Quién diría que sería todo un éxito y que causaría furor entre los niños y niñas? Bueno, de  hecho se podía sospechar. ¿Por qué? Porqué el invento no es nuevo –ya fue un hit en los años 80 y de nuevo a finales de los 90. Y porqué a los pequeños la casa, todo lo que sea manosear con objetos viscosos les mola. Es así, admitámoslo. 🙂

Hace unos años, el Slime aquí se conocía como Blandiblú. Seguro que te suena y hasta incluso manoseaste alguno. En los 80 y 90 se hizo famosa sobretodo la masa que era de color verde. Los niños y niñas lo veían como un gran moco que acercaban a padres y abuelos para hacerles asco.

Hoy en día, YouTube e Instagram han terminado de lanzar al estrellato el Slime, porqué tiene millones de búsquedas. Vamos a ver que tienen de bueno esta viscosidad pegajosa.

¿Qué es el Slime?

Una masa elástica que se puede encontrar en diferentes colores. Esta masa se estira, es pegajosa, muy manejable,… Y además se puede personalizar con purpurina y otros pequeños accessorios que la hacen única. ¡Divertidísimo!

En las tiendas de juguetes, podéis encontrar kits de Slimes para personalizar: los niños escogen su color favorito y crean el Slime que más les mola. Un kit completo con polvos de colores, purpurina y figura incluida.

Si tu hijo o hija es muy creativo te recomendamos la fábrica de hacer Slime (Factory Slime) que contiene:

  • Ingredientes básicos para hacer la masa.
  • Un mezclador.
  • Herramientas para la mezcla.
  • 10 colores diferentes para personalizar el Slime.
  • Accesorios: purpurina, confeti, adhesivos,…

¡¡¡Se divertirán a topeeee!!! Antes, durante y después de crear el Slime.

¿Por qué triunfa el Slime?

A pesar que el fenómeno Slime no es nuevo, continúa triunfando entre los niños. Es curioso ver cómo, aunque tuvo éxito en los 80 y 90, ahora lo vuelve a petar en plena revolución digital. Porqué al fin y al cabo, como decimos siempre, jugar mola. Que más da con qué.

A los niños y niñas les gusta porqué:

  • Es pegajoso.
  • Se estira.
  • Se encoge.
  • Es queda enganchado.
  • Y aplastarlo es muy satisfactorio.

 A los padres y madres les gusta porqué:

  • Es un juguete bien sencillo.
  • Fomenta la creatividad de niños y niñas.
  • Entretiene a los hijos –y así no molestan durante un ratito. 😉
  • Los niños se olvidan durante un rato del móvil o de mirar YouTube o la tele.

Pero también es una buena herramienta para los padres porqué manosearlo libera estrés. Pruébalo, padre o madre, y libérate una rato de tus preocupaciones.

Jugar mola. Y con masas pegajosas… ¡más!

Agusti Mestre

Agusti Mestre

Especialistas en juguetes desde 1921

Comentarios

Si te ha gustado este artículo te gustará: