juegos-con-plastilina-divertidos

Juegos con plastilina divertidos y educativos que debes probar

¡Jugar mola! Y lo mejor es que, además de entretener, es una forma divertida de aprender sobre la vida. La plastilina es una de esas manualidades geniales que pueden ayudar a los niños y niñas en el aprendizaje y en el desarrollo de habilidades psicomotrices mientras construyen el mundo con sus manos. ¡Hoy te contamos sus beneficios!

juegos-con-plastilina-divertidos

Beneficios de la plastilina

Al igual que los juegos de mesa o el uso didáctico de otros materiales como la arcilla o la acuarela, jugar con plastilina tiene muchos efectos positivos durante la edad infantil. Aquí te enumeramos algunos:

  • Estimula la creatividad: tomar la plastilina con sus manos resulta una consistencia desconocida para ellos. Además, al ser  totalmente maleable, les da la oportunidad de poner en funcionamiento la creatividad y la imaginación al poder moldear según la idea que ellos tengan en su cabeza.
  • Desarrolla la psicomotricidad: el manejo de la plastilina ayuda a los pequeños con el desarrollo de sus habilidades psicomotrices. Estas aptitudes son las que en los primeros años de vida nos dan autonomía, capacidad de manejo, razonamiento lógico, entre otras cosas. El hecho de poder coger con las manos una porción de plastilina les permite a los niños coordinar la vista, los movimientos, precisión entre los músculos de sus dedos, además de destreza y agilidad.
  • Aprenden sobre geometría: la capacidad de la plastilina de ser moldeada en cualquier forma o figura le permite a los niños y niñas aprender sobre las diversas posibilidades, incluyendo la geometría, el volumen y el tamaño de las cosas que deseen crear. También, al ser un material con una amplia gama de colores, sirve para que empiecen a identificar las diferentes tonalidades que pueden surgir al mezclarlos.
  • Relaja: está más que comprobado que jugar con plastilina es una actividad sumamente relajante, por lo que pasar un rato agradable moldeando es ideal para que los niños regulen sus propios niveles de estrés o ansiedad. De hecho, es una opción recomendada para pequeños con diagnósticos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad.
  • Aumenta la capacidad de concentración: interactuar con plastilina es una actividad que permite a los niños mantenerse concentrados por completo en las figuras que quieran diseñar, al tiempo que juegan y aprenden. Esto los ayuda a plasmar esta capacidad de concentración en otras actividades.
  • Beneficia su autoestima: lograr las figuras o ideas que tienen en mente genera en los niños y niñas una sensación de satisfacción y bienestar personal que les permitirá a sus cerebros liberar endorfina y dopamina. Esto tendrá un impacto importante en su autoestima y estado de ánimo. Es importante también reconocer el esfuerzo de los niños cuando realizan sus diseños, lo que hará que se sientan valorados y reconocidos.
  • Incrementa su creatividad: manejar y moldear plastilina es una actividad didáctica que otorga a los peques total libertad y que les permite poner en práctica todas las ideas que puedan tener en su mente. Esto los ayuda a desarrollar e incentivar su creatividad e imaginación.
  • Les da autonomía: jugar con plastilina no representa una actividad riesgosa para ellos. Dependiendo de la edad del niño o la niña, esto puede resultar una actividad que les permita total autonomía, lo que a su vez les hará sentir capaces e independientes. Pero también es ideal evaluar, aunque sea con un poco de distancia, lo que tu pequeño hace.
VER  ¿Cómo hacer la decoración de halloween para mi casa?
estimula-la-concentracion

Ideas de juegos

Nunca está de más tener en casa suficiente plastilina y toda la diversidad de colores posibles. Esta herramienta siempre es útil para que los niños y niñas se mantengan ocupados con una actividad divertida, pedagógica y con miles de posibilidades para diseñar.

Si estás en busca de propuestas para los peques, o para jugar en familia, te dejamos algunos ejemplos pensados para niños y niñas de distintas edades.

1.   Comida de plastilina: moldear comida con plastilina es de lo más divertido, y las posibilidades de creación son casi infinitas. Para ello solo se necesita imaginación y tonalidades que se asemejen a los alimentos que se quieran recrear. Por ejemplo: pueden hacer espaguetis, filetes, ensaladas, pollo, etc.

Además, pueden complementar con platos y cubiertos de juguete, si cuentan con ellos en casa. Con esta actividad pueden jugar a que están en un restaurante o que simplemente preparan una cena en casa. Esto ayudará al niño a identificar roles, situaciones cotidianas y socializar de manera fluida.

2.   Frutas verduras y hortalizas de plastilina: Qué mejor manera de incentivar a los niños a comer frutas, verduras y hortalizas que a través del juego. Recrear estos alimentos nos puede servir para darles información nutricional de una forma creativa. Así aprenderán sobre lo importante y sanas que son para el crecimiento y la salud, al tiempo que aprenden a reconocerlas. ¡Pueden jugar a que están en el supermercado o en la frutería!

frutas-de-plastilina

3.   Sesión de peluquería de plastilina: esta es una idea súper divertida. Solo hace falta la ayuda de un rostro imprimible que fácilmente pueden encontrar en internet. La idea es que los niños pongan en práctica su creatividad creando looks de cabello. Pueden ser de diversos colores, estilos, largos, cortos, lo que se les ocurra. Las tijeras especiales para plastilina pueden ayudar.

VER  Qué regalar en Navidad a niños y niñas de 0 a 5 años

4.   Animales de plastilina: otra forma de aprender jugando es recrear figuras de animales. Esta es una propuesta con muchas posibilidades para crear y que puede servir para educar a los pequeños sobre el mundo animal y sus diversas especies. Lo ideal es que busquen un ejemplo sencillo de un animalito, moldear cada una de sus partes, luego juntarlas y finalmente recrear su figura. Pueden jugar a darle vida a los animales en su entorno natural… ¡Una forma de pasarla bien y aprender a respetar todas las especies!

animales-de-plastilina

5.   Números y letras de plastilina: a veces las lecciones convencionales para aprender sobre números y letras pueden resultar un poco aburridas para los niños. Una forma de hacerla un poco más divertida y que llame su atención puede ser a través de la plastilina.

numeros de plastilina

Para hacer grandes cosas con la plastilina no siempre se necesitan moldes. Tanto las letras como los números se pueden hacer y aprender moldeando con las manos. Esta actividad puede complementarse (según la edad del niño o niña) con operaciones numéricas sencillas o con la formación de palabras.

¿Cuál de estos juegos te gustó más? ¡Anímate a explorar!

Y si todavía te has quedado con ganas de más, aquí te dejamos «15 ideas y juegos para no aburrirse en casa«.

Agusti Mestre

Agusti Mestre

Especialistas en juguetes desde 1921

Comentarios

Si te ha gustado este artículo te gustará: